Lidiando con los Cambios y el Estrés

Extracto de “Meditation Therapy for Stress and Change”, por Jyotish Novak.

El entrenamiento para tratar con el estrés es común hoy en día; todo el mundo, desde las compañías del “Fortune 500” hasta el ejército reconoce cuán importante es dar a las personas las herramientas para lidiar con este matador en potencia. Sin embargo, la mayor parte de los entrenamientos para el estrés simplemente enseñan a la gente a relajarse. Tan importante como esto es, no es suficiente porque trabaja solo con la mente consciente o subconsciente. La meditación, sin embargo, enrola a la superconsciencia, la percepción infinita en el centro de nuestro ser. Es de este nivel profundo que los cambios llegan.

Niveles de estrés insalubres normalmente llegan por tratar de controlar lo incontrolable. La respuesta de “luchar o huir” nos programa biológicamente para responder a los desafíos con cierto nivel de estrés. Pero no todo el estrés es malo para la salud, y de hecho, un cierto grado de presión es vital para nuestro bienestar. Sin él nos aburrimos y buscamos estimulación. Miramos TV y películas, o jugamos juegos, deportes, y nos involucramos en actividades que no tienen otro propósito que excitar la mente. Estudios recientes nos muestran que estimular el cerebro es casi tan importante para nuestro bienestar como la comida y el agua. Los magnates del entretenimiento saben que la excitación puede ser como una droga y la usan para engancharnos a sus programas. La próxima vez que mires un show de TV o una película, busca por los intentos deliberados de sorprenderte: música fuerte, cambios de escena repentinos, efectos de luz extraños. El sistema nervioso gradualmente se adapta a este tipo de estimulación y comienza a cerrarse. Pronto necesitamos encontrar más excitación.

En la vida real, sin embargo, no tenemos el mismo nivel de desapego que tenemos cuando nos estamos entreteniendo. En el trabajo, o con nuestra salud, o finanzas, cambio excesivo es amenazador, y experimentamos estrés. El estrés crónico puede causar problemas de salud serios como presión de sangre alta, ritmo de corazón elevado, y un debilitamiento del sistema inmunitario. Incluso causa problemas físicos como dolor de espalda.

Como los efectos del estrés comienzan en la mente, el mismo evento afectará a diferentes personas de formas completamente únicas, dependiendo en cómo reaccionan. Pero tú tienes la elección en como respondes a las situaciones y allí se encuentra tu poder. Ha sido bien dicho que “el dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional.” La mayoría del estrés y el dolor llegan por desear que las cosas fueran diferentes de lo que son. Aprende a fluir con la vida y mucho de tu estrés desaparecerá.

Aquí tengo un desafío para ti. Esta noche, antes de ir a dormir, mentalmente revisa tu día e intenta ver cuán seguido quisiste que las cosas fueran diferentes. ¿Deseaste haber podido dormir más? ¿No tener que realizar ciertas tareas; que otros conductores no se comportaran como lo hicieron; que la gente de tu trabajo fuera más amable? La lista crece y crece. Cuanto más intentes controlar lo incambiable, más estrés te creas a ti mismo. ¿Cómo liberarnos?

Debemos aprender a aceptar más la vida. La vida es un colegio y atraemos hacia nosotros los eventos, circunstancias, y relaciones que necesitamos para ayudarnos a crecer. Cada problema nos da dos opciones: expandir o contraer nuestra conciencia. ¿Nos volvemos defensivos y auto-protectores? ¿O vemos los desafíos como oportunidades para volvernos más fuertes, para aprender a expandirnos? Si contraemos nuestros corazones, experimentamos dolor, no porque las condiciones nos hicieron infelices, sino porque dolor es el resultado inevitable del auto-enfoque excesivo. No tengas dudas: una actitud contractiva producirá estrés. Del otro lado, cuando nos relajamos y liberamos los apegos innecesarios, experimentamos automáticamente felicidad y satisfacción. Eventualmente, a través de la meditación, podemos descubrir un gozo subyacente que no cambia bajo ninguna circunstancia. Y la expansión de nuestra conciencia es la esencia del crecimiento espiritual.

Para tener éxito al tratar con el estrés, debemos aprender relajación y desapego. La relajación física ayuda a liberar la tensión muscular. La tensión física, a través de la retroalimentación entre el cuerpo y la mente, también hace crecer nuestra tensión mental, y la tensión más peligrosa es la de la mente. Para relajar la mente debemos desarrollar actitudes de aceptación y satisfacción:

Aprende a aceptar que todo lo que llega a ti es por tu bien último. La verdad es que atraemos situaciones para ayudarnos a aprender nuestras lecciones. Piensa por un momento en las personas y circunstancias en tu vida que estás intentando alejar. Mentalmente di: “Te acepto exactamente como eres.” Aún mejor, intenta decir: “Estoy agradecido por ti y por todo en mi vida.” Esto creará el espacio mental necesario para aprender lo que la vida está intentando enseñarte. Una vez que hemos aprendido nuestras lecciones, veremos que las condiciones cambian automáticamente.

Aceptar es aprender a vivir con fe, no con miedo. Es entender que atraeremos hacia nosotros exactamente lo que necesitamos. La ley del karma afirma que, bueno o malo, recibirás exactamente lo que mereces. No vivas en eventos pasados y/o planes futuros. Si permaneces en el aquí y ahora, te darás cuenta de que puedes ser feliz tal cual estás. Una de las fuentes más grandes de la satisfacción es aceptarte a ti mismo, con todas tus fuerzas y debilidades. Luego, no vivas pensando en ti mismo, sino más en otros y sus necesidades.

Una vez yo estaba en auto en las montañas con mi enseñante, Swami Kriyananda. Durante una tormenta de nieve nuestro auto se salió de control y se chocó contra el lado de un autobús. Kriyananda con calma salió del auto, caminó hasta el frente del autobús y notó que se dirigía en nuestra dirección. Luego de arreglar para que nuestro auto fuera recogido, nos metimos en el autobús. Los pasajeros estaban compadeciéndose de nosotros por nuestra pérdida. Kriyananda dijo: “¿Saben? En una semana me habría sobrepuesto a todo sentimiento de pérdida y habría sido perfectamente feliz. ¿Por qué esperar una semana? ¡Soy feliz ahora!

La aceptación puede parecer como un estado algo pasivo. Un poco como, “Bueno, incluso si esto es horrible, no hay nada que yo pueda hacer, así que debería aceptarlo.” Pero podemos desarrollar un estado más elevado y más activo de aceptación. El gran yogui Paramhansa Yogananda decía que debemos entrenar nuestra mente para estar tranquilo y alegre en todas las situaciones. Esto no es simplemente una linda máxima, sino una técnica poderosa que cambia vidas. ¿Cómo logramos este estado mental? Comprométete a estar feliz bajo todas las circunstancias. Luego observa tus reacciones a los eventos. Tan pronto como te encuentres siendo jalado hacia abajo, reafirma tu decisión de ser feliz. Puede que no seas capaz de cambiar el evento, pero puedes cambiar tu estado mental. Decide también de liberarte de las viejas valijas. ¿Cuánto tiempo tienes que condenarte a ti mismo a cargar viejos lamentos y rencores? Date cuenta, finalmente, de que tu mayor deber es amar: amar a otros, amar la vida, y amar al Dios que vive dentro de ti.

Puedes hacer algunos cambios prácticos que te permitirán lidiar mejor con el estrés. En el nivel físico, asegúrate de que tu dieta esté llena de comidas frescas y vitales. Una dieta pobre lleva a una salud pobre. Haz ejercicio regularmente, pero intenta hacerlo para disfrutar. Encuentra actividades que expandan tus horizontes: sale a la naturaleza o ve a eventos que eleven tu mente. Duerme y descansa lo suficiente, e intenta respirar profundo durante los tiempos de presión.

El ambiente también es vitalmente importante. Mira a al ambiente de tu hogar para ver si te ayuda a tener un estado mental positivo. Saca la TV del centro de tu vida, y ponga en un lugar en el que no entrometa. Ten cuidado con el tipo de música que escuchas. La música tiene un poder increíblemente poderoso en nuestra conciencia. Piensa en un lugar donde estás feliz y relajado: ¿Hay plantas, el sonido del agua que se mueve, o colores bellos? Intenta hacer que el ambiente de tu hogar refleje este tipo de energía. E intenta pasar más tiempo con aquellos amigos que son positivos y auto-contenidos, aquellos que pueden ayudarte a magnetizarte hacia un estado de ser imparcial y calmo.

Lo más importante de todo es que te comuniques más con tu naturaleza espiritual. Sincronízate con tu esencia interior, el gozo y la paz que viven dentro de ti. A medida que clamas tu propia realidad elevada, como un hijo de Dios, comenzarás a verlo reflejado en todos a tu alrededor. La meditación diaria es la manera de encontrar estos estados profundos. Especialmente importante es practicar la meditación todas las mañanas y noches. En la mañana te prepara para enfrentar el día desde un estado de calma y gozo internos. Por la noche te ayuda a liberar todo y ofrecer todos tus apegos hacia la luz divina.

6 comentarios to “Lidiando con los Cambios y el Estrés”

  1. celia cortes Says:

    MUY INTERESANTE ME AYUDO MUCHO GRACIAS

  2. Gabriel Says:

    este es un articulo especial e importante de aplicación en la vida diaria qur me hace ver cuantas veces e querido que muchas cosas fueran diferentes o querer regresar el tiempo para cambiar lo que hice mal no es posible lo mejor es ver lo bueno dentro de lo malo, muchas gracias por permitirnos aprender de esta forma.

  3. israel pacheco aragon Says:

    estube leyendo sobre c0m0 meditar y quede sorprendido de la manerra como lo explican , quisiera saber si en mexico hay personas de ustedes que enseñan esos metodos , porque me parecen muy importantes realizarlos en mi vida.

  4. Belén Guirado Says:

    Muchas gracias, lo necesitaba mucho..

    • Ananda Español Says:

      Es una dicha poder compartir estas enseñanzas; una verdadera motivación el poder ayudar y caminar junto a almas amigas en este sendero de Auto-Realización.

      ¡Un amistoso abrazo!
      ma

  5. Silvia Says:

    Gracias por los artículos, éste especialmente es muy necesario a los que servimos desde la psicología, Yogananda me abrió a la realidad espiritual,por la que puedo mostrar que es distinto “relajarse” de buscar la conexión con nuestro Dios,
    es cierto que en general se enseña “relajación” y es bueno aclarar que recibimos asistencia.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: