Tensión: Física y Emocional

La mejor forma de relajar el cuerpo es tensarlo primero, y de esa forma igualar el flujo de la tensión en todo el cuerpo. Luego, al relajarlo, encontrarás tensiones que se liberan que ni siquiera sabías que existían.

Inhala, tensa todo el cuerpo, luego exhala y relájate. Hacer esto de tres a seis veces te ayudará a liberarte de las tensiones inconscientes del cuerpo. Ahora, relaja conscientemente las varias partes del cuerpo, comenzando con tus pies y ascendiendo gradualmente hasta la cabeza y el cerebro. Visualizar espacio o luz llenando cada área a medida que la relajas puede serte de ayuda. La relajación física es el primer paso necesario para la meditación profunda.

Respiración Regular para Relajar la Mente

El aliento está íntimamente conectado con la mente. Controlando y relajando el aliento, influenciamos a la mente para que ésta se calme. Inhala lentamente contando de uno a doce, mantén la respiración por la misma cuenta, y luego exhala todavía con la misma cuenta. Esto es una ronda de “respiración regular.” Haz de seis a nueve rondas. Puede que quieras contar hasta más o hasta menos que doce, de acuerdo a lo que te resulta cómodo, pero mantén la inhalación, retención y exhalación iguales.

Liberando la Tensión Emocional

Esta práctica también puede ayudarnos a lograr liberación del dolor mental y emocional. El estrés que acompaña tal dolor normalmente produce tensión física. Al relajar el cuerpo, como fue descrito anteriormente, y luego extender el pensamiento de relajación física hacia la liberación de la tensión en la mente y las emociones, podemos lograr tranquilidad mental y emocional con la liberación de la tensión del cuerpo.

Cada vez que te sientas ansioso o atemorizado por algo, o angustiado por la manera en que alguien te trató, o molesto por cualquier razón, inhala y tensa el cuerpo. Enfoca tus emociones en el cuerpo con ese acto de tensión. Mantén la tensión brevemente, vibrando tus emociones junto con el cuerpo. Expulsa el aliento y, manteniendo el aliento afuera por tanto como puedas hacerlo cómodamente, disfruta del sentimiento de tranquilidad interna. Mantente por un tiempo sin pensamientos.

Cuando el aliento regrese, o cuando los pensamientos vuelvan a moverse en tu mente, llena tu mente con algún recuerdo feliz que proveerá un antídoto para tus emociones. Concéntrate por varios minutos en la felicidad de ese recuerdo.

Durante este proceso, mira hacia arriba, y mentalmente ofrécete a ti mismo, como una cometa, a los vientos de la libertad interna. Deja que te lleven hasta los cielos de la superconsciencia.

2 comentarios to “Tensión: Física y Emocional”

  1. Cecilia Margareth Says:

    Gracias por esa hermosa y relajaste musica…es maravilloso descansar estando despierto!

  2. maria virginia Says:

    Vi un video en youtube por primera vez y de inmediato sentí que necesitaba a este hombre como mi gurú. tube una conección especial, no se sentí algo que me atrajo, y sus palabras me dieron respuestas que yo buscaba….Cómo se hace para acercarse a él, para aprender sus oraciones, para ser su discipula? no tengo idea de yoga ni de nada de esta filosofia, creo en Dios, pero no tengo fe en mi misma, soy pesimista y autodestructiva y quiero cambiar eso…me ayudan?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: